TRADUCTOR

domingo, 27 de mayo de 2012

SOLUCIONANDO UN PROBLEMA


Una noche un hombre llamado Juan, no podía conciliar su sueño. Daba vueltas y vueltas en su cama, sin embargo sus ojos n podían cerrarse, las preocupaciones la atormentaban.
¿Qué te pasa? Pregunto su mujer, ¿por que no te duermes? Juan le confeso que no tenia dinero con que pagar a su vecino de la deuda que mañana se cumplía, lo cual le preocupaba tanto que lo impedía dormir.
Su mujer se levanto, echo encima una bata, salió a la calle y se puso a llamar a su vecino, hasta que éste se asomo por su ventana frotándose los ojos de sueño y pregunto: ¿Quién me llama? ¿Qué ocurre? La esposa de Juan contesto, estimado vecino solo quiero que sepas que mañana no vas a cobrar tu deuda, ¡¡¡ porque mi marido no las tiene!!!
Dicho lo cual, la la mujer regreso a su casa y le dijo a su marido: duérmete, amor mío… ahora que se preocupe nuestro vecino.

CONCLUSIÓN: Esta muy claro este ejemplo, pues de nada nos sirve preocuparnos por algo que no tiene solución, es mejor encarar el problema y quizás este no sea tan grave.
Nuestro mejor reto, será enfrentarnos a las situaciones difíciles, sabiendo que tienes todo el valor del mundo. Serás único, asumirás cualquier reto y disfrutarás tus logros. Y nuestra actitud será única…con ganas de seguir innovando. (http://edwardlaureano.blogspot.com/2011/03/el-fracaso-te-hace-mas-fuerte-y.html)

2 comentarios:

  1. es verdad, enfrentar nuestros problemas nos da una ventaja para pensar con calma las soluciones posibles.

    ResponderEliminar